lunes, 22 de mayo de 2017

Independencia



Después de muchos años fuera de las logias, da pereza regresar a la actividad masonica, es posible que se tema regresar a las dinámicas que nos hicieron dejarla.
No nos engañemos ni engañemos a nadie, en los talleres masonicos no todo es paz y amor, la masonería es humana y tiene sus miserias; algo hay en la masonería que enaltece el Ego y genera conflictos.

Encuentro tres motivos principales para dejar los talleres:
  1. Falta de tiempo pero no pérdida de interés por la masonería
  2. Problemas económicos por falta de empléo u otras causas, pero no falta de interés por la masonería.
  3. Sentirse decepcionado y abandonar los talleres. 
En el punto 3 puede ocurrir que la decpción no produzca perdida de de interés por la masonería, pero su pérdida de interés por la masonería práctica, porque la decpción viene por otros motivos:
  • Porque los talleres de nuestro entorno tengan interés en temas que no son de nuestro agrado. Política, esoterismo, espiritualismo...
  • Porque los conflictos internos relacionados con el control del taller,  que suelen ser más frecuentes de lo que muchos estan dispuestos a admitir, acaban llevando a sus casas a muchos masones.
  • Porque se evidencia una gran distancia entre lo que se predica y lo que luego en la practica se realiza.

Sabemos y no es un secreto para nadie, que la inmensa mayoría de masones españoles abandonan los talleres al poco de iniciarse, las causas pueden ser varias:
  • Curiosidad morbosa por parte de muchas personas, llevadas por las leyendas que circulan acerca de la Orden masónica. Al ver que no es lo que se pensaba que era abandonan.
  • La necesidad de los talleres por admitir nuevos miembros y forzar un crecimiento rápido, crea un problema que consiste en la dificultad para consolidar los talleres, se adolece de formación y de capacidad para formar a los nuevos miembros por parte de masones que no han sido instruidos convenientemente, porque el instructor es también un masón de escasa experiencia.
  •  El Sindrome de Procusto está muy presente en la masonería y la causa tiene que ver con lo expuesto en el punto de arriba, quien alcanza un conocimiento de la masonería desde una perspectiva racional y positivista, es rechazado por parte de la masa de masones que se han formado mediocremente a si mismos, partiendo de las ideas preconcebidas que tenian antes de llegar a la masonería y que han seguido alimentando, convirtiendo el método masónico en una nave  de necios.

 La nave de los necios



Pero por otro lado, lo bueno de conocer los problemas es la utilidad que eso tiene para crear algo que los eluda.

Una alternativa que va poco a poco abriendose paso, es la creación de logias independientes, que mantengan un relación de reconocimiento con otras logias independientes, libres y soberanas.
Talleres pequeños o grandes, pero que unan a quienes sientan que tienen un trabajo común a realizar, en los temas que sean de su interés. El modelo masonico que generan las Obediencias, son talleres con pretensión de ser grandes en número de miembros, pero dispersos en cuanto a los temas de interés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario