viernes, 6 de enero de 2017

La Esfinge y el delirio

No forma parte de los simbolos estrictamente masónicos,  la Esfinge es un figura que como simbolo es universal.
Las primeras esfinges podemos decir que fueron egipcias y  masculinas,  representaciones antrocéfalas de sus faraones del pasado.
La figura va desarrollando y se extiende por la cuenca del mediterraneo cambiando de forma y de sentidos hasta que llega a Grecia.
Apenas sabemos nada cierto acerca de la significación simbolica de la esfinge en la Grecia Clásica, será el redescubriminto de la figura en el Renacimiento cuando comience a tener un significado adaptado a las formas que cada época le ha ido asignando.
El Renacimiento la hizo bella y a pesar de ello recuerda que en su pasado estaba relacionada con el arrebatamiento de la vida.
El siglo XIX le dió el papel de guardiana de las puertas de los Misterios, quizá por eso la leyenda más popular relacionada con una esfinge,  sea la que protagoniza Edipo.

Este sentido último de guardiana de las puertas de la información sagrada, que no se puede destruir pero tampoco desvelar, es la que seduce con su belleza pero también la que devorará a quien seducido caiga vencido a sus brazos.
Es bella como fascinante es la idea de acceder a todas las respuestas que un humano pueda desear, pero quien busca respuestas ha de estar dispuesto a responder a sus enigmas imposibles, quien fracasa morirá.
Mas la pregunta de la esfinge es una burla, su fascinación mortal hace que la persigas,  pero sus alas la hacen muy esquiva y obliga a quien se enamora de ella a viajar en busca de la pregunta que es mejor no intentar responder. Acceder a responder sus enigmas es comenzar una relación destructiva, la formulación de la pregunta es similar al abandono del adicto a las drogas, pero la droga es la idea de un Misterio al que ha sido invitado a penetrar,  y permanecerá vivo mientras aún no haya obtenido ninguna respuesta.

La muerte es el delirio, la destrucción cognitiva y el enamoramiento de sí mismo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario