jueves, 4 de agosto de 2016

Logia Lux Veritatis

Hace unos días me encontré con el estreno de una Web masónica, la que publica la Resp:. Log:. Lux Veritatis,  de la Gran Logia Mixta de los Andes Ecuatoriales.
Existe una idea admitida en la masonería, que consiste en que todo lo que sea del agrado de un masón se convierte en algo masónico y de este modo, es materia masonica absolutamente todo.
 Siempre he defendido la necesidad de que la masonería se redefina, se concrete y  decida qué papel quiere jugar en el siglo XXI.

O ser una sociedad que aporte al mundo profano reflexiones y propuestas de utilidad, o ser un refugio de tradiciones esotéricas ancrónicas y obsoletas.
Dicho así suena bastante desconsiderado con aquellos que todavía entienden que las doctrinas herméticas, cabalistas, etc poseen aún sentido. Y es cierto que el estudio de estas tradiciones puede aportarnos momentos muy gratos e interesantes, pero acaban convirtiéndose en algo parecido a juegos malabares con los conceptos y elementos que manejan,  una suerte de juego floral esotérico.

Una de las razones de mi silencio masónico, se debe no a un desinterés por lo masónico, sino a un desinterés por el panorama masónico actual y en este sentido, me ha resultado muy grato leer la síntesis histórica de la masonería y la definición de la misma que se hace en esa Web. en este enlace podréis acceder.

El Rito Moderno es plenamente universalista, en él se puede filosofar pero no cultivar doctrinas, que es en lo que al final se acaban convirtiendo las tradiciones esotéricas, espirituales y espiritualistas diversas.
El Rito Moderno es esencialmente humanista, dándole al mito una función de cauce especulativo que nunca anula el criterio racional y el apego a uso de la razón.



Copio la parte final de la descripción que hace del Rito Moderno:

No pretendamos encontrar en él:
 Ni  el pensamiento religioso que implica una sumisión total a una realidad absoluta.
El Rito Moderno o Francés no contiene nada religioso ni "sagrado", ni oración, ni ningún acto relativo a un determinado carácter confesional
 Ni el pensamiento esotérico entendido como una revelación transmitida a sólo unos elegidos.
 Esta tendencia que puede devenir sectaria, introduce una criba entre los hermanos que separa entre elegidos y condenados, pensamiento que va en contra del universalismo de la francmasonería.
El Rito Moderno o Francés aboga por el universalismo y la posibilidad de que todo ser humano desarrolle sus potencialidades. 
 Ni el pensamiento místico que busca una inmersión total del individuo en lo que le sobrepasa.
 La mitología masónica se apoya en la idea de un proyecto de Construcción; se ocupa del aquí y el ahora; pone al Hombre en el centro del universo, donde él es materia y obrero a la vez de su Templo interior, pero de necesaria proyección universal y responsable exteriorización compartida. 
 Ni el pensamiento mágico que trata de controlar la realidad por operaciones mentales profundamente irracionales entregadas a la teúrgia, a la alquimia o a la magia.
 Ni el pensamiento ocultista que privilegia las supersticiones más peligrosas acreditando la influencia de los "espíritus" sobre los humanos, que cree pues firmemente en los actos de carácter mágico. 
 Sea cual sea su forma ritual utilizada, el Rito Moderno o Francés, si atiende a sus características originales, se impone, hoy como mañana, como una expresión ordenada y completa de los valores masónicos "permanentes": la búsqueda de la verdad, la perfectibilidad para toda aquella persona que desee progresar, la liberación para permitir el avance de la mujer y del hombre comprometidos como eslabón en la cadena social. 


Me parece valiente esta definición de lo masónco que hace esta logia, que rechaza los orígenes míticos  para "pegarse" a la historiografía critica y no legendaria. Y que al final, se atreve definir el Rito excluyendo a los elementos que considera incompatibles como el pensamiento mágico, religioso, esotérico, ocultista...Que con seguridad va a reducir el numero de personas susceptibles de solicitar la entrada a esa logia, pero que por contra, la dotan de una orientación más clara y bien definida.
Definirse así es arriesgado cuando las gentes no hacen cola en las puertas de las logias para entrar, pero me alegra saber que hay quienes se atreven a definirse claramente.

Quizá me equivoque pero este tipo de masonería y este Rito, son los que podrían aportar algo útil tanto al ser humano contemporáneo como para dejando atrás atavismos, salvar a la masonería de la irrelevancia convirtiéndola en un laboratorio de ideas y propuestas actualizadas.

1 comentario: