domingo, 7 de febrero de 2016

Eva y el dolor.




Dos chimpancés se escapan de un zoológico en Mallorca,  se llaman Adán y Eva.
Pero Eva ha sido abatida a tiros.

No he podido evitar que mi mente se fuera al mito bíblico del Génesis y ésto ya es vicio, pero si lo he relacionado es que o estoy muy mal de la cabeza o es que  algo tienen que ver.

La pareja primigenia vivía en el Paraíso, allí hubieran sido felices si a Eva no le hubiera apetecido alcanzar la Sabiduría. No sabía que el conocimiento es dolor, como  explicó  Ortega y Gasset en el libro  La  revolución de las masas.

La Sabiduría implica dolor, porque ese es su  precio, como lo es el  de la libertad.

El precio de Eva,  fue cargar el peso de la culpa y la humanidad,  estúpidamente,  cargó sobre la mujer responsabilidad del dolor en la especie humana, llevando la analogía al mundo real de la forma más dolorosa, la segregación sexual y la discriminación de la mujer.

Eva la chimpancé,  ha pagado el precio de la libertad, la suya y la de su Adan y lo ha hecho con su vida, también en este caso es la hembra es la primera en sufrir las consecuencias de escapar de ese extraño paraíso artificial para animales que es un zoo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario