domingo, 31 de enero de 2016

La masonería exibicionista



Leyendo un artículo publiado en Diario masónico, leo en  los comentarios de la página que este diario tiene en facebook, a un profano que con mucho sentido común ha dicho con mucha razón.
(El artículo tenía ver con el tema de "estar a cubierto", de la necesaria discreción masónica).

Este comentario es interesante porque dice dos cosas, la primera es:
"ustedes publican todo lo que acontece en una logia".
Es cierto, a pesar de que nos consideramos discretos y de que sobre todo los conspiranoicos y gente religiosa fanatizada nos considere una "secta secreta",  ya no es que seamos la gente más indiscreta sino que parece incluso que estamos llegando al exibicionismo puro y duro.
Siempre he pensado que ha de haber transparencia, pero una cosa es transparencia y otra cosa es  ir más allá de los limites que nosotros libremente nos fijamos y de lo que el sentido común aconseja.
¿Cuantas veces  vemos que una logia anuncia que ha iniciado o elevado a alguien? ¿A quien le importa?
Todos nos alegramos de que la logia progrese, pero de verdad ¿Es necesario?
Hace unos días publiqué en este mismo blog una entrada, acerca del futuro de la masonería, en donde comentaba que la actividad masonica estaba saliendo de los talleres para realizarse en Internet.

Otra de las verdades de este profano es la siguiente:
"...los curiosos saben todo, porque leen sus publicaciones como si fuera gran cosa..."
Esta es otra cuestión interesante, la relevancia que un profano pueda darle a los temas masónicos.
No es que se hable de la realidad desde la perspectiva masonica, es que solemos hablar de cuestiones  simbolicas a un público que no puede valorar el método como podemos hacerlo nosotros, que no puede vivenciarlo;  la masonería, para percibir la función y sentido de su universo simbólico,  requiere estar dentro y aun así eso no es una garantía.

No se  puede convertir el método en el fin en sí mismo y eso es lo que parece que esté haciendo, un método sirve para hacer algo y ese algo es lo relevante, sería una estupidez llevar un coche al mecánico y que éste nos explique la utilidad de sus herramientas, cuando lo que debiera explicar es qué puede hacer para resolver el problema del vehículo.
El método simbólico es de caracter introspectivo, el universo simbolico de la masonería se vivencia emocionalmente y es precisamente ésto, lo que constituye el "secreto de la masonería", la imposibilidad de comunicar lo que por su naturaleza es inefable. sería el aspecto esotérico de la Orden.

 Otra cuestión, es la transmisión al mundo profano de lo que pertenecería ya al aspecto exotérico de la masonería, la visión de la realidad y las respuestas masónicas a esta realidad a partir de la experiencia reflexiva del método que practica.

Una masonería que se encierre en la contemplación del símbolo, tiene un ciclo de vida corto en el interés de una persona en participar en la Orden,  pues como sabemos, el aspecto intospectivo no precisa de una acción colectiva, de modo que llegado al grado de maestro masón, al poco tiempo ese masón no sentirá el deseo de permanecer en un grupo humano que le aburre.
 Razón, en mi humilde opinión, del éxito de los grados más allá del tercero, los altos grados,  son útiles sobre todo para mantener al masón durante más tiempo en las logias azules.
Si lo que trasmite la masonería es "simbolatría",  contemplación y fascinación por las herramientas simbólicas, el mundo contemporaneo no la podrá comprender y transmitirá obsolescencia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario