sábado, 23 de enero de 2016

El futuro de la masonería. 1 de 2

Hace unos días la editorial masonica.es publicó el número 24 de la Revista Cultura Masónica, con uno de los temas más interesantes que puede plantearse la masonería a día de hoy, cuando la Orden se acerca ya a su 300 aniversario. El Futuro de la Masonería.
Pienso que más en el continente europeo que en el americano, hay cierta inquietud acerca de la percepción de la masonería de cara al futuro, la realidad en el viejo continente está cambiando a un ritmo y en un sentido tal, que hace que nos planteemos más esa cuestión.




FORMAS DE RELACIÓN
Tengo una buena amiga que  suele reunirse cada cierto tiempo con otras personas, todas ellas con inquietud cultural, comentan libros, debaten acerca de temas de actualidad y de eventos culturales en general. Unos son profesores de instituto, otros funcionarios, otros trabajores de otras areas y no pertenecen a ninguna asociación, sencillamente son personas con inquietud cultural que se reunen para disfrutar en su tertulia.
Los tiempos están cambiando, en el siglo XVIII el acceso a la cultura estaba limitado a una minoría de la sociedad, y se puede comprender que esa minoría constituyera una élite culta que optara por asociarse de forma elitista con otras personas de inquietud similar.
En una época en la que las nuevas ideas llamaban a las puertas de una sociedad aun dominada por el pensamiento conservador y teocrático,  aparece ua sociedad que propone un espacio de neutralidad ideologica en todos los sentidos, politico y sobre todo religioso, es el lugar ideal para el pensamiento más heterodoxo y y abierto.

En una entrevista que le hicieron al catedratico Antonio Piñero, recuerdo que agradeció en la emisora la oportunidad de poder transmitir el conocimiento historico a las gentes que pudieran estar escuchando, porque encerrar el conocimiento en entre las paredes de una universiodad tenía poca utilidad, en este sentido, podemos imaginarnos a los miembros de la Royal Society encerrados en su institución pero sin una correa de transmisión de los conocimientos cientificos de la época, en este sentido podemos ver, aunque es una mera  especulación por mi parte, la creación de la Masonería Moderna como una ruptura con una visión teocrática de la realidad, en donde lo mitico y lo metafisico eran una etapa de la historia a superar y a la nueva masonería, considerarla esa corriente de transmisión del conocimiento emergente.

Volviendo a mi amiga y a su grupo de amigos, en la actualidad el conocimiento, la cultura, se ha universalizado, aunque viendo lo que se comenta por las redes de Internet no lo parezca, la cultura de una persona, la cantidad de información cultural que un estudiante, por ejemplo,  posee al acabar sus estudios es similar cuando no superior a la de la gente más culta de hace tres siglos, y la libertad para exresarse y los medios actuales son extraordinamente más diversos y posibles que hace tres siglos.  El conocimiento se ha democratizado y el acceso a la cultura llega a todas las capas sociales, cualquier persona con inquietud por saber, por construirse a si mismo, tiene a su alcance la información que necesita dentro de la mayor biblioteca que jamás en la historia haya soñado ningún ser humano, Internet.
Por supuesto también las instituciones tradicionales como las universidades, son ya accesibles también para clases sociales modestas, aunque las politicas de recortes de algunos últimos gobiernos como el del Partido Popular en España,  quieran reservar las universidades a las clase social más adineerada del pais.
En cualquier caso, la masonería ya no es el lugar de confluencia obligada para las personas intelectualmente  más inquietas.  La sociedad  está creando nuevas formas de transmisión de ideas.
Las personas nos construimos a nosotros mismos cultural y moralmente a través de la recepción de información y de la reflexión, los medios modernos para ponerse en contacto los unos con los otros,  permiten ser selectivos en la medida en que las personas busquen esa selectividad o no, sin necesidad de integrarse en una organización, el debate de ideas está ahora sobre todo en la Red, permitiendo que esa red virtual se transforme en relación fisica cuando las personas acaben deseando tal cosa, ahora es el individuo quien se constituye como entidad emisora y receptora de información, en el pasado eran las instituciones las que emitian información y el individuo era el receptor pasivo, como en el caso de la religión,  o activo como en el caso de una sociedad de pensamiento. Pero estamos en la época en la que la persona reivindica su individualidad y sentimos que estamos en un tiempo de cambios.

TIEMPO DE CAMBIOS
En el siglo XVIII debian de percibir que estaban viviendo tiempos de cambio como nos ocurre a nosotros en la actualidad, la ciencia llevaba cien años abriendose paso  y pidiendo ser protagonista, llamaba a la puerta y se generaba el deseo de derribar las barreras que pudieran impedir el desarrollo de la razón, el mundo explicado metafisicamente iniciaba su decadencia.
Actualmente vivimos una época similar aunque los paradigmas no parecen estar muy claros, tampoco estoy seguro de que lo estuvieran para las gentes del XVIII.
 Pero hay dos factores a tener en cuenta, la individualidad y la perdida de relevancia de las instituciones, algo que con seguridad va a afectar a la masonería como está afectando incluso a las religiones tradicionales, a la catolico romana quizá menos por el peso enorme que tiene lo dogmático en ella pero también le afectará, y son las personas que considerandose creyentes prefieren vivir en la fe pero sin pertenecer a ninguna iglesia,  es el cristianismo no denominacional, que siendo algo muy antiguo en la actualidad está en auge, tanto que en algunos paises como Estados Unidos ha adquirido estructura organizativa, convirtiendo paradójicamente  lo no denominacional en una denominación.  En cualquier caso, lo institucional está en crisis y esto afectará a la masonería según vaya evolucionando esta tendencia.

EL MASON SIN LOGIA
Parecidos a esos cristianos sin iglesia y en relación con esta tendencia a la individualidad, están los masones que optan por dejar la masoneria activa pero que no dejan de interesarse por la masonería,  quien esto escribe ha estado más tiempo en sueños que en activo en la masonería , a pesar de ello no he dejado de estudiarla y de reflexionar acerca del metodo masonico. Pero las logias resultan decepcionantes y las Obediencias no están a la altura de los tiempos. La masonería está admitiendo a nuevos miembros a la vez que los va perdiendo y siendo un síntoma a considerar por parte de las Obediencias, éstas parece que no pueden o no quieren reaccionar para entender el problema.
Por otro lado, el masón sin logia tiene a su disposición foros en los que intercambiar ideas y cultivarse como masón, de hecho con más garantías de exito que integrado en una logia, en donde una plancha de más de doscientas palabras resulta aburrida y este mason sin logia, dispone en Internet de blogs y webs con trabajos profundos acerca de la historia y la simbología masonica, tanto es así que cualquier profano puede hoy profundizar en lo masónico sin necesidad de iniciarse.



Ir a la segunda parte





No hay comentarios:

Publicar un comentario