martes, 17 de noviembre de 2015

El argumento respetable y el argumento a considerar

De un tiempo a esta parte, sobre todo por la influencia de la posmodernidad que todo lo ha alterado, se ha considerado que todos los argumentos son respetables al mismo nivel.
Hemos llegado a considerar que no existe algo a lo que poder llamar como verdad objetiva, de modo que todo el mundo tiene razón en sus argumentos y que todas las opiniones son respetables al mismo nivel, equiparando el respeto con la credibilidad o la validez.

Hubo un tiempo aún no lejano, en donde no existían las redes sociales, en que se valoraba a quien tenía conocimientos de la cuestión de fuera, su  opinión era tenida en cuanta y quien no poseía los conocimientos suficientes si sabía sus propios limites y aunque en ocasiones y de forma temeraria "se las diera de listo", a lo sumo se respetaba su opinión pero no se colocaba al nivel del experto.

La democratización de la libertad de expresión y el influjo de lo postmoderno, unido a las redes sociales de internet,  ha tenido un efecto morboso,  y es que todos expresamos nuestras opiniones y eso está bien, pero no todas ellas están lo suficientemente fundamentadas como para considerarlas válidas, y yo no me libro de este mal, que también en más de una ocasión he hablado de algo sin el suficiente conocimiento, pero si alguien sabe más que yo de algo, no tengo inconveniente en poner mi opinión en cuarentena.
Que -Donde hay patrón no manda marinero.

No se puede confundir opinión con conocimiento, la primera está cargada de subjetividades, de prejuicios, etc.  El segundo posee una base sólida de verdad, mayor o menor, pero va más allá de la mera opinión.
Será porque las tertulias de ratio y tv, han sustituido a los expertos por gentes que hablan de todo y con la suficiente convicción y vehemencia como para que a las masas le parezcan expertos. El caso es que cualquier opinante en la actualidad, exige el mismo nivel de consideración a una opinión no fundamentada que a la que sí lo está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario