martes, 15 de septiembre de 2015

Oda a la alegría. O Freunde, nicht diese Töne

¿Quien no ha escuchado alguna vez la música que hoy es el  himno de la Unión Européa?
La Oda a la alegría de Beethoven, pertenece a  su novena sinfonía y es posiblemente su parte  más  popular,  aunque toda ella es hermosa.
 F. V. Schiller
Desafortunadamente su canto a la fraternidad humana resalta en estos tiempos de contradicciones, con dolorosas escenas de fronteras cerradas y migraciones masivas.

El poema fue escrito por Fiedrich Von  Schiller en 1785, (hizo unas correcciones en 1803),  en principio titulado Oda a la libertad, pero el titulo fue censurado y cambiado por el de Oda a la alegría, el poema era cantado en ambientes revolucionarios con la musica de la Marsellesa. Diez años despues, Beethoven ya tenía interés en ponerle música, pero tendría que esperar a 1824 al concluir su novena.

Schiller, hijo de un cirujano militar,  recibió educación en una institución militar, sometido a una disciplina ferrea por la institución  dirigida por el Duque Karl Eugen Von Württember. Estudió medicina y Leyes y escribia anónimamente,
En 1782 fue arrestado y encarcelado por asistir al estreno de su primera obra "los ladrones"; una obra contra el autoritarismo, lo que le supuso la prohibición de continuar escribiendo.
Tenía prohibido escribir pero su vocación era literaria y ansiosa de libertad personal y huyó a Mannheim en donde empezaría a vivir según su vocación.

Cuando se leen los textos de Schiller y se conoce su perfil personal,  viene a la mente la idea de su posible pertenencia a la Masonería, no porque la masonería construya hombres así, sino porque los hombre como él pueden encontrar en la masonería; y más en aquellos tiempos, un lugar de convergencia ideal para el desarrollo libre de su inquietud intelectual.
Hay ocasiones en las que la obra de un artista o intelectual nos evoca lo masónico, en muchas ocasiones esa evocación hace que a lo evocador se le considere masonico sin serlo.

¿Fue Schiller masón? No se puede afirmar con rotundidad, quienes han estudiado su biografía afirman que de haberlo sido no sería antes de 1787.
Existe una carta en la que Schiller le cuenta al poeta y también masón  Kórner,  que   Johann Christof  Bode, miembro de los iluminados de Baviera y masón,  le invita a formar parte de los iluminati de Baviera.
Fue en esa misma  época en la que  Schiller estuvo viviendo en Loschwitz cuando compuso la Oda a la Alegría. Entre Septiembre de 1785 hasta el verano de 1787.
 La Oda la compuso en otoño de 1785, habia cerrado una dura etapa en la ciudad de Mannheim y ahora estaba en un entorno en el que se sentía más cómo y feliz.

En 1787 en otra carta acerca de su obra Don Carlos, Schiller niega ser iluminati o masón, aunque en la epoca del nazismo se le relacionó con la Orden Iluminati,  más por motivos ideologicos del regimen nazi que por veracidad historica.

El poema de Schiller podría haberse inspirado en un libro de canciones de logia,  editado en 1785 "para las tres espadas",  en donde hay versos que evocan la obra de Schiller, pero hay otras composiciones de otros autores que alababan la fraternidad, la libertad y la alegría en donde podría haberse inspirado. Era una epoca en la que el deseo de superar los viejos modelos autoritarios creaban el deseo de una humanidad justa y fraternal, la masonería estuvo en el momento ideal para recoger ese sentimiento de elevación humana, quizá de ahí su exito en los siglos XVIII Y XIX.

La condición masonica de Schiller queda negada,  aunque es una persona que se relacionó con muchos miembros de la masoneria e incluso con la Orden Iluminati, y su caracter defensor de la libertad individual y enemigo del autoritarismo le hacía un buen candidato a esta última sociedad, aunque también para la masonería, a pesar de todo,  si bien simpatizó con estas dos socieades no se afilió a ninguna de ellas.

La Oda a la alegría evoca lo masonico, porque la masonería no es tanto creadora de ideas como receptaculo de las mismas, y atrae a quienes empatizan con ese entorno propicio para la libertad individual y de las ideas.





Alegría, bella chispa divina,
Hija del Elíseo,
penetramos ardientes de embriaguez,
¡Oh celeste! en tu santuario
Tus encantos atan los lazos
que la rígida moda rompiera;
Y todos los hombres serán hermanos,
bajo tus alas bienhechoras.

Quien logró el golpe de suerte
De ser el amigo de un amigo;
Quien ha conquistado una noble mujer,
¡Que una su júbilo al nuestro!
¡Sí, que venga aquel que en la tierra
pueda llamar suya siquiera un alma!
Y quien jamás lo ha podido,
¡Que se aparte llorando de nuestro grupo!
 
Se derrama la Alegría para todos los seres
por todos los senos de la Naturaleza;
Todos los buenos, todos los malos,
Siguen su camino de rosas.
Ella nos dio los besos y la vid,
Y un amigo, probado hasta en la muerte;
Al gusanillo fue dada la voluptuosidad,
Y el querubín está ante Dios.
¡Ante Dios!
Alegres, como vuelan sus soles
A través de la espléndida bóveda celeste,
Corred, hermanos, seguid vuestra ruta,
Alegres, como el héroe hacia la victoria.
¡Abrazaos, millones de seres!
¡Este beso para el mundo entero!
Hermanos, sobre la bóveda estrellada
Habita un padre amante.
¿Os prosternáis, millones de seres?
Mundo, ¿presientes al Creador?
¡Búscalo por encima de las estrellas!
¡Allí debe estar su morada!




Para saber más:
biografía de Schiller
biografía y obras de Schiller
Logia masonica Schiller 
enciclopedia masonica
Los masones y la canción Oda a la alegría 

No hay comentarios:

Publicar un comentario