miércoles, 30 de septiembre de 2015

crisis religioso espiritual

(Estoy perezoso y recupero una entrada de un blog que hace ya un tiempo cerré) 








Esrta entrada es un comentario  a  este artículo de la Web Ortodoxia Digital. Podéis leerlo clicando en el enlace.


Se me ocurre comentarlo en mi blog, porque es un terreno neutral y tampoco busco entrar en discusiones.

El tema es en los últimos tiempos recurrente y da que halar en todas las denominaciones cristianas, la palabra "crisis" está en el debate de todas las denominaciones religiosas.
Tiene razón al considerar que la crisis religiosa se debe a que las seguridades religiosas que se ha creído hasta ahora están en discusión, son contestadas tanto desde la sociedad secular como de sectores propios de la religiosidad, porque no es cierto que la teología sea un universo absolutamente dogmático,  la percepción de lo que es Dios y de lo que el hombre és en relación ha ido evolucionando dentro del cristiansimo y prueba de ello es la Reforma Potestante que en Octubre volverá a celebrar su més. Aunque es en pasado siglo y presente en donde más audazmente se nota el deseo de transformación teologica, personajes como John Selby Spong, Walter Casper, Wolfhart Pannenberg, y tantos otros, unos más conservadores y otros más liberales, desmienten la falta de libertad intelectual dentro de la teología occidental, aunque en muchas ocasiones esa falta de la libertadd se ejerce desde la maquinaria institucional.


Este tipo de crisis en donde las personas ponen en tela de juicio lo que se ha creído cierto no es algo nuevo, desde los orígenes del cristianismo han surgido y considerados como herejías fueron combatidas, aunque el debate teológico siempre ha existido,  unas veces se canaliza y acaba provocando Concilios y en otros casos represión.

Pero hay algunos comentarios de este representante de la Ortodoxia para España y Portugal, que me resultan de interés para comentar:

"...Por "crisis religiosa" entendemos una situación en la cual las seguridades religiosas, creídas hasta hace poco, se han puesto en discusión, y aún más, negadas. Este fenómeno, tiene incluso su aspecto positivo, porque ayuda, en cierto modo, a actualizar y poner en evidencia la práctica de la fe. Sin embargo, en la mayoría de los casos se acaba por corromper e impedir aquella fe que se quiere purificar y volver más evangélica..."

Como escribió Jaime Balmes en el libro Curso de Filosofía Elemental, "el objeto de la lógica es enseñarnos a conocer La Verdad, y la Verdad es la realidad, es lo que es".  La Verdad en las cosas o en el entendimiento, siendo la Verdad en el entendimiento, el conocimiento de las cosa tal como es en sí mismas.
 La negación de las verdades religiosas procede en la actualidad del criterio racional, del conocimiento de lo que el objeto estudiado es desde un punto de vista empírico y objetivo.
Las verdades religiosas han sido creídas hasta hace un tiempo, porque la sociedad no desarrolló un método de investigación histórica, que separara el hecho del mito; cabe advertir que la masonería corre el miemo riesgo.
En la actualidad el mito no puede seguir explicando la historia, no significa que el mito no tenga valor como instrumento espiritual e interpretativo; lo tiene y mucho, pero no puede seguir constituyendo verdades.

Actualmente cualquier persona, puede optar entre la versión histórica-critica del nacimiento y evolución del cristianismo  o la versión religiosa del mismo.
El empeño por parte de las instituciones religiosas, de seguir considerando que su versión de la historia ha de ser considerada verdad objetiva,  dificulta a las personas a integrarse en las instituciones religiosas.

Hay que considerar, que cualquier muchacho de cualquier instituto de enseñanza secundaria, ha accedido a más información cultural y científica que los Padres de la Iglesia,  esto les pone en condiciones de ejercer un juicio critico que otras generaciones del pasado ni soñaron.


"... Las herejías cristológicas son una real expresión de crisis; es decir, de una mala comprensión de la verdad, toda entera, sobre Cristo; de rechazo de una parte de esta verdad. Además, en la visión ortodoxa, la herejía no es simplemente una crisis que deriva de una mala comprensión filosófica o intelectual de la verdad cristiana. La teología ortodoxa nace de un modo de vivir en Cristo, no sólo de una manera de pensar. por las cuales la herejía arriana, latente en ciento sentido también en el mundo cristiano actual, nacía a causa de un ánimo moral y espiritualmente enfermo, no simplemente de un pensamiento equivocado..."

Por lo dicho anteriormente, no creo que las herejías cristológicas sean debidas a una mala comprensión de la verdad, porque la verdad es el hecho objetivo en si mismo; por ejemplo:
Imaginemos que cae una maceta desde un balcón y va a parar al techo de un coche aparcado.
El hecho objetivo es que una maceta ha caído,  en cuanto a la consecuencia, el hecho objetivo es que ha hecho un abollado en el techo.
Lo que ha provocado la caída de la maceta, también tendrá una causa objetiva.

El hecho objetivo en relación con el cristianismo, es la irrupción en la historia del Cristo real.
Esta aparición provoca que se tenga que diferenciar entre la evolución histórica y la narración mítica.
La Herejía crística puede estar fundamentada en la necesidad de adaptar la forma de entender la Fe,  de modo que no entre en contradicción con la Verdad como hecho objetivo.
En este sentido, es cierto que el arrianismo tiene enestos momentos condiciones propicias para renacer.
Pero otra cosa en donde si tengo que darle la razón a esta persona, es en el hecho de que la Ortodoxia nace y ahí le encuentro yo su atractivo, en la vivencia de Cristo,  de un Cristo que no importa que no sea el histórico, aunque para la Ortodoxia posiblemente no pueda separarse el Cristo de la Fe del Cristo de la historia.

"...Gregorio Nacianceno exhortaba: "No a todos, queridos míos, compete hablar de Dios, no a todos: no se trata de una capacidad que se adquiere a bajo precio, ni que pertenece a cuantos proceden sin desarraigarse de la tierra. [...] No compete a todos, si no a aquellos que se han ejercitado y han hecho progresos en la contemplación y que, antes que nada, han purificado el alma y el cuerpo, o, más exactamente, los purifican. Quien no es puro, no puede, sin peligro, venir a tomar contacto con la pureza, como el rayo del sol, no puede sin daño penetrar ojos enfermos" (Gregorio Nacianceno, "Oración 27", II)..."

Aquí; no se si lo entiendo bien,  vendría a decir que no todos pueden hablar de Dios con autoridad para decir qué es Dios.
Pero entendiendo que Dios es incognoscible, y que la teología Ortodoxa como dice esta persona, es pues más mística que especulativa, es cierto y le doy la razón, en que no todos pueden establecer verdades en relación a qué es Dios, precisamente porque la revelación mística es vivencial, luego personal, intima.
Lo que creo entender, es que limita al clero o a las personas que desarrollan la vivencia monástica,  la capacidad de hablar de Dios.
Pero entiendo que el creyente también tiene su experiencia vivencial en relación con Dios.
Por otro lado, Dios es objeto de estudio por parte del mundo secular y el mundo religioso, está siendo observado desde perspectivas racionales y empíricas y como he dicho antes, obcecarse en tomar como Verdad histórica la narración mítica,  no impide que la sociedad hable de Dios y se distancie de la religiosidad, que la encuentra contradictoria con la historia objetiva. Incluso en personas motivadas a la experiencia espiritual, la  doctrina cristiana tradicional  resulta incómoda.


"...La crisis religiosa y espiritual que atraviesa nuestra época, nacida, fundamentalmente de un indiferentismo difuso, nos afecta a todos y a todos nos hace sufrir. El mundo ortodoxo no se puede considerar más afortunado que el católico o protestante y ninguna de las tres confesiones puede sentirse aliviada porque cualquiera de las otras esté más afligida. Este sufrimiento debe interpelar profundamente a cada uno sobre su manera de vivir a Cristo..."

Efectivamente, cada sector del cristianismo tiene su forma de vivir a Cristo, esa aceptación de una diversidad, debiera ser motivo suficiente para dejar de hablar de herejías y de verdades absolutas.
El mundo Ortodoxo posiblemente ha vivido más aliviado en este sentido, porque ha vivido al margen de la evolución cultural de Occidente y perseguido durante la etapa de Socialismo Real, que aisló a los países del Bloque del Este.
En este sentido la herejía arriana deja de ser una herejía para ser una opción, mucho más cercana a la verdad histórica que  a la doctrina tradicional del cristianismo, elaborada a lo largo de tantos siglos. Concilio tras Concilio.



 "...El mundo ortodoxo se caracteriza por mantener el concepto de "Tradición" (Παράδοσις), entendiendo por" Tradición" una vida evangélica que se trasmite desde los Apóstoles, con enseñanzas y obras, de generación en generación. Para estimular y contribuir en modo determinante esta transmisión están los testimonios de fe particulares, los hombres que, viviendo el radicalismo evangélico se convierten en una especie de evangelios vivientes: "oί πνευματικοί" los padres espirituales..."

 "...Lo que representan estos hombres espirituales no es tanto un modo convincente de explicar el Evangelio, cuanto una percepción de la realidad futura. A veces un hombre espiritual dice pocas cosas o es de una cultura elemental, como lo era el Venerable Paisios del Monte Athos (1924-1994), pero, sin embargo, capaz de infundir una fuerza tal de iluminar de un modo muy profundo, de impresionar y convertir los corazones de los hombres..."

En este sentido, la Ortodoxia tiene en el  místico que ha dado y da  ejemplo, su gran fuerza seductora, por ello muestra con tanta intensidad a sus monjes y son ellos, los que incitan a los demás a la vivencia trascendente que nos eleve a Dios.
Tengo que darle la razón en el sentido,  de que solo el ejemplo de una vivencia autentica en la Fe, por parte de individuos que generen carisma, es la forma en la que la crisis espiritual puede  remitir; porque la religiosidad ya no puede ser de masas conducidas doctrinalmente,  sino de minorías que realmente la vivan desde la coherencia y la sinceridad.



 "...El hombre carismático no tiene una comprensión individualista, ni moralizadora, ni legal del Cristianismo, sino que está animado por un profundo "eros" divino por todo el mundo..."

Estoy convencido de que esto es así, pero entonces ¿Por que ponerle puertas al campo y crear  limites a las formas de desarrollar la experiencia religiosa con Verdades inmutables?

No hay comentarios:

Publicar un comentario