miércoles, 26 de agosto de 2015

Paradoja y felicidad

 


Estaba pensando; que a veces me da por ahí, que la renuncia colectiva a ideas relacionadas con la trascendencia, están haciéndonos renunciar a la idea de que la felicidad es un derecho.
Decepcionados por el modo en que las instituciones religiosas han gestionado ese tema, y la fascinación por los descubrimientos científicos que nos desvelan la mecánica del universo,  nos está llevando a cambiar el concepto que tenemos de nosotros mismos, y aceptando una idea "a la baja" de lo que el ser humano es.
La sustitución de la filosofía como método de indagación en el sentido de las cosas, por un conocimiento que se fundamenta en la mecánica misma de las cosas,  nos está acomodando a un concepto limitado de nosotros mismos.
Pienso que se esta dando una paradoja terrible, en la que el ser humano se emancipa de la cultura mítica para ir sustituyéndola por una cultura  que devalua el concepto que tiene de si mismo y aceptar su existencia sumisamente,  como un accidente que hay que sobrellevar, permitiendo el acceso a las leyes de selección natural dentro de la estructura organizada de la sociedad humana.

Somos tecnológicamente superiores a cualquier generación del pasado, pero menos felices.
Más cultos  pero menos inteligentes.
Más conscientes de nosotros mismos  pero menos libres.

¿Acaso no puede el ser humano proyectarse trascendentalmente  sin el recurso del mito como una narración veraz de la historia?

Y lo peor es que el descubrimiento de la estrutura cultural que nos da sentido,  parece que nos está esclavizando a un sistema económico que ya posee al poder político y está poseyendo el alma humana.
Por otro lado, no podemos volver atrás, hemos descubierto o estamos en ello,  la mecánica que da vida a sociedad, a lo que nos  construye culturalmente como colectivo y como individuo y parece  que esa consciencia nos desilusiona, que no podemos crear un ideal fundamentado en la capacidad humana para construir su porpio futuro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario