viernes, 12 de junio de 2015

Tradición y tiempo



En la película El planeta de los simios, protagonizada por Charlton Heston, hay un ejemplo estupendo de cómo la Tradición necesita del tiempo sagrado, de la eternidad,  para fundamentarse.
Lo tradicional necesita no tener un inicio para poder considerarse a si mismo como tal, la apelación a la "noche de los tiempos" es la base sobre la que se construye cualquier idea tradicional, si esta tiene un momento en el que se inicia, entonces el pensamiento tradicional se siente inseguro.

En esta película, uno de los simios dirigentes sabe que el astronauta George Taylor  tiene que ver con el pasado de su propia civilización, conoce las ruinas de la civilización humana de la que Taylor salió tiempo atrás.
Su preocupación es que se descubra que su civilización tuvo un origen que no encaja con la tradición que se constituyó con el paso del tiempo.
En el pensamiento tradicional, la verdad, para que lo sea, no puede ser contrastada con otra verdad  porque queda en evidencia y es entonces discutible. Lo Tradicional tiene su sentido en lo eterno, por ello las tradiciones religiosas que no pueden evitar tener un punto de inicio reconocible necesitan de la revelación, de la aparición de Dios en la historia y así, quedan legitimadas  por la revelación del mismo Dios quien les ubica directamente en lo eterno.

Los destrozos que está haciendo en países como Irak el islamismo fanatizado,  tiene que ver no con el Islam, sino con esta necesidad de la Tradición de evitar que su tradición tenga un antes y un después, la necesidad de toda tradición de ubicarse en la eternidad y de ser reconocida como eterna en los dos sentidos de la historia, hacia atrás en el tiempo y por supuesto hacia el futuro. Pues algo que tiene un principio está sometido a la muerte.


Por eso controlar el pasado es fundamental para el pensamiento  tradicional.

La humanidad,  está obsesionada desde tiene consciencia de si misma con la cuestión del tiempo y de la eternidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario